miércoles, 23 de julio de 2008

Puntos de vista


Desde que descubrí a Edward Weston ya no miro las frutas de otra forma y sueño con el pimiento de su foto. Mi padre dice que el que presume de tomates, pocos se come y en donde vivo ahora se desata la guerra del tomate más Gordo, más bonito, el de mejor sabor y más lustroso.

Yo me quedo con éste, no sé si será de nuevo una señal o la naturaleza que es sabia y caprichosa y nos pone a tiro éstas preciosidades. No hay comparación posible cuando vas al huerto y, previamente equipado con navaja y puñado de sal en el bolsillo. agarras el tomate y lo abres por la mitad y lo degustas in situ mientras compartes una mirada cómplice, sin palabras, tan solo compartes el MMMMMMMMM mientras agitas la cabeza arriba y abajo.

Lo podría explicar mejor pero no es posible trasladaros la experiencia, es como el primer beso con lengua, como cuando acaba la tormenta y clarea y queda el olor húmedo y limpio de la tierra mojada, de las hojas caidas, como una buena chimenea reconfortante, como un tema de George Benson, como un buen encuentro en la calle, como un masaje a tiempo, como una derrota clara y asumida para un pesimista, como un jacuzzi debajo de un nogal en buena compañía.

Se deshace en la boca.

Pequeñas cosas, puntos de vista, grandes sabores escondidos en costumbres olvidadas como es sembrar, o criar lo que uno se come, con los cinco sentidos.

Primero con la vista.

El tomate, de mi padre.

Otro día os hablo de las cebollas del colorao en Conil y de las lechugas rosas del Ronquillo.

Abrazos y besos, sobre todo a los perdidos.

A ver si dan señales...

Pepe Ortega.

10 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

WOW! me has dejado muerta con las comparaciones. Me han encantado. Besos. Quiero Tomates :)

iola dijo...

mi madre tambi´´en cuida de sus tomates, crecen desobedientes, amorfos o exquisitamente sim´´etricos. yo los saboreo de una forma casi er´´otica... mi primer tomate de este año ser´´a como la primera sesi´´on en un cine urbano vac´´io, como los domingos poco hostiles en los que no me siento sola, como los pies en la arena despu´´es de un año de asfalto MMMMMMM
lindo blog, textos cercanos y fotos que ayudan a evadir la ansiedad...
sa´´udos!

Pepe Ortega dijo...

te los mando a Amsterdan Waiting, jaja. Un saludo Lola, encantado de verte por aquí.

Saludos a todos los tomateros del Mundo mundial.

Bon Apetit!

Alberto Tallón dijo...

Es un verdadero placer pasearse por este blog, los textos son realmente buenos al igual que las fotos...

una gozada, de verdad.

G dijo...

esto me ha recordado cuando saliamos de la piscina y mojados y descalzos,de forma casi furtiva, etrabamos en el huerto y, tras elegir la fresa apropiada, que no freson, la degustabamos caliente y jugosa... y despues volviamos a la piscina con ese justo maravilloso entre acido y dulce ;-)

Esa sensacion es comparable solo a la libertad que nos brinda la naturaleza y la infancia...libre de preocupaciones...

G

Galerna dijo...

Hoy he entrado por primera vez en tu blog y creo que ya me he vuelto una adicta. No obstante, aunque este modo cibernáutico de encontrarte no está nada mal, siempre es mejor tenerte cerca en la vida real. Me alucina la capacidad que tienes para hacerme reír, porque mira que yo soy siesa... ja, ja, ja...

Darilea dijo...

Ayss el tomatito esta diciendo comeme... Ya me lo imagino con un chorrito de aceite, una pizquita de pimienta y su sal..
Asys se me esta haciendo la boca agua jaja. Muacckkk Pepe.
Pd: Puedo dejarte una dirección de un conocido bloger (Ricardo) que le encantan las fotografías de frutas??
Si contesta sí, entra en el enlace.
http://www.afondo.org/enfoque/

Pepe Ortega dijo...

Querida mía, La Galerna es una bendición para quien ha vivido siempre en huracanes y es preciso que la empieces, yo la estoy descubriendo y es una bendición, no se como sacas tiempo para todos.Un gran beso.

Gracias por el enlace Darilea, he disfrutado viendo las imágenes y con el texto de presentación de su Blog, coincido plenamente. Dentro de poco pondré algunos enlaces de poesía que e descubierto, entre ellos el tuyo, se echa de menos algo de poesía.

Yo convido a tomates,ja,ja.


Un beso, a todos.

Anónimo dijo...

Pepito, las obligaciones familiares y un semana del copón bendito en Menorca me han impedido llamarte. Subo de nuevo en septiembre. Besos con tomate. L.

Anda ya loka dijo...

Siempre sigo por aquí admirando estas formas y colores inconfundibles...

Un abrazo