lunes, 16 de abril de 2007

Pasear por Sevilla


En éstas fechas, las luces de la ciudad son imprevisibles, raras, aunque suele predominar el buén tiempo.
Comienza la temporada taurina y la ciudad se llena de gentes de todas partes que vienen a disfrutar de las tardes de Toros en La Maestranza. Desde el Altozano, en Triana, la estatua de Juan Belmonte que esculpió Venancio Blanco y que recuerda el lugar donde toreaba de salón a tierna edad el pasmo de Triana, mira hacia la plaza de Toros, al otro lado del Río, como buscando recuerdos pasados de días de Gloriaen donde lo llevaban a hombros hasta la puerta misma de su casa...



En esta época del año los bares y restaurantes de la ciudad enriquecen el paladar de los que gustan de frecuentar los templos gastronómicos que hay por todos lados. Hay que saber hacer una "paraita" en el camino para reponer fuerzas y encarar los toros con el estómago lleno. La tapa de la foto es del retaurante la moneda, en la calle Almirantazgo, Sopa de galera a base de pan, ajo, aceite y Manzanilla de sanlucar a la que se adorna por encima con trozos de Galera. El rabanito es acompañante ideal de ese exquisito y sencillo manjar. Sabe como si le dieras un bocao a una Ola...




Y por supuesto para los que no les gusten los Toros siempre pueden echar un paseo tranquilo por los bajos del Marqués de Contadero, junto al Río. Hay una plataforma-chiringuito para tomar un refresco, un café o una copa disfrutando de una amable vista de la calle Betis y de la Torre del Oro mientras pasan las piraguas por esa fina lámina de Plata, meciéndose al compás de las olas, Hasta el atardecer...

se alquilan hidropedales.

Es la hora de disfrutar de la ciudad de las dos orillas.

Para todos los que saben disfrutar.

Pepe Ortega.

6 comentarios:

Darilea dijo...

Hoy aqui en Barcelona hizo un sol esplendido, si en Sevilla hizo el mismo día un paseo por el río habría sido el botón de oro para terminar esta bonita tarde.
Preciosas fotos.
Muack te dejo un besito.

OhOh dijo...

Cada vez que entraba en tu blog tenía la sensación de subir en un tren.
Pegar la nariz al cristal de la ventanilla e ir mirando el paisaje(tus fotos),mientras leía un libro de bolsillo,pequeños relatos agradables(tus palabras).
Me alegro muchísimo de que la locomotora vuelva a funcionar.
Gracias por dejarnos conocer tu trabajo de una manera tan cercana.
Por cierto yo soy de esas personas que dicen un aaaaay!y se le encoge el alma cuando matan al toro(no puedo evitarlo)pero por otra parte me gusta escuchar a la gente que entiende y se apasiona con la fiesta,sinceramente desconozco practicamente todo del mundo taurino.Habrá que aprender!!!
Me quedo con la foto del rio con tu permiso,la luz es preciosa,el sol está dentro de la bombilla...que curioso!bonito momento.
Gracias de nuevo por compartir tu buen hacer con aquellos que tenemos tanto que aprender.
Un beso.
Espero que estés bien

Pepe Ortega dijo...

Sí, estoy bién, un poco cansado, hay mucho trabajo en estas fechas, tú siempre tan atenta, jaja...

lo único es que necesito unos días de descanso, pero seguiré echándole ratitos, es que tengo una conexión muy lenta y es aaaagggggg! penoso.

Gracias por venir siempre, te mereces un Gran beso.

Espero que tú estés bién.

Pepe.

Waiting for Godot dijo...

Tus fotos me dejan loca, es increíble todo lo que transmiten!!!
Un abrazo fuerte.

Pirata dijo...

Como se puede tener tanto arte...como se puede decir que una sopa sabe como si le dieras un bocao a una Ola...como se puede describir así el sabor del mar...como se puede escribir así? Ha sido todo un descubrimiento encontrarte, tus palabras me hacen volar y hay momentos que me transportan y me identifican. ¿ Será Triana ? Gracias por tu blog.

Pepe Ortega dijo...

Gracias Pirata, La vida está llena de Matices, veo que tú los disfrutas.

Un gran abrazo.