lunes, 24 de noviembre de 2008

Triana Profunda


En las calles profundas de Triana, uno puede encontrarse muchas cosas que reflejan la magia de un momento, un ambiente. La magia rodea al barrio, invisible y latente en todos sus portales y hasta el rincón más negro se engalana para decir, sin más, sencillamente, que aún hay cosas que valen, si de Valor se trata, más de lo que puedan tener encerrado en un cofre. Habrá cosa más tonta.

Si alguna vez me pierdo, buscadme aquí, en Mi Barrio, donde el Río separa Maravilla de Arte. Donde tengo salida por el agua para Cádiz, donde contemplo el Puente, La Giralda y la Maestranza, con su Torre del Oro, con su Torre de la plata que algunos no saben ni que existe.

"El Río Guadalquivir se preguntaba una mañana.

Me tengo que decidir entre Sevilla y Triana y no sé cual elegir,

Ay, quien pudiera,

Mezclar en un Perfume Menta y Canela."

Manuel Molina.

Vivid, Pensad, Sentid. La peor crisis es la de los valores.

Pepe Ortega





1 comentario:

iolanda z dijo...

triana... o ese llanto inconcluso de onomatopeyas silabeadas, entre arsas y olés, triana... aliento visceral, caprichoso o desacompasado, q dura unos segundos o cuatro inviernos... escupir las tripas por la garganta, el corazón por los tendones... en el pasado me gustó el flamenco... y no conozco el sur, snif! tu blog vicia!
saludos!