domingo, 11 de octubre de 2009

Almas sencillas


Recuerdo en otro tiempo, como vibraba en locales nocturnos con su música, su actitud decidida, su incansable estudiar... sólo le faltó ser del Delta del Missisipi y así suena su blues, con acento del Guadalquivir.

Estamos tan atentos a cosas superfluas que se nos pasa lo más importante, la vida en un rato, casi sin apreciar lo que realmente vale.

Como dice un anuncio, pagad siempre con tarjeta, aunque sea poco y dejad el efectivo para las cosas que verdaderamente importan.

Como Quique "Littleboy" en la Avenida regalando sus penas y el mensaje de la música de esclavos.

Como los tiempos que corren, de desesperanza en los que quiénes mejor está no son los que más valen.

Me importa poco ésto.

Si puedo percibir, la hondura de la melodía de una buena canción a tiempo.

Gracias quique, un buen rato que echamos.

Besos a todos de un perdido.

A todos los que son.

A buen entendedor, pocas palabras...


Pepe Ortega.

6 comentarios:

calma dijo...

Un beso Pepe... maravillosa tu Sevilla.

Darilea dijo...

Siempre me ha gustado esa frase.
Al buen entendedor pocas palabras le bastan, como esta otra, "Vales por lo que eres no por lo que tienes"
Besitos.

Pepe Ortega dijo...

Sí, pocas palabras, pero mucha verdad.

Gracias.

Anónimo dijo...

los juicios de valor tienen de bueno que sòlo son importantes aquellos que proceden de personas valiosas, nunca los que proceden de personas poderosas..

yo, estoy orgullosa de ti .... este es mi juicio..

gracia

Darilea dijo...

Pepe quería desearte que pases felices fiestas :-)
Sé feliz, un beso.

Laurópata dijo...

Hola Pepe! Soy Laura, la de las fotos de ayer en el Cachorro. ¿qué tal ese cantecito en el patio???
Un placer encontrarnos!!!!!
Muakasss