jueves, 10 de mayo de 2007

David y Goliat


No todo está perdido, llegará el día en que recordemos que la unión hace la fuerza y descubriremos que estos ídolos, tienen los pies de barro. Entonces, sólo entonces recóbraremos la identidad, el pundonor y la confianza en nosotros mismos.

El camino es duro, pero podremos subir a lo más alto y gritar, como un king kong que reclama su territorio, el tamaño da igual, Torres más altas han caido....

Pepe Ortega.

2 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

Resulta que además eres poeta. Un abrazo.

Darilea dijo...

La unión hace la fuerza, y hay que ver como se lo montan ellas tan chiquititas.
Besitos Pepe