miércoles, 21 de enero de 2009

Realidad consentida.


Ya va pasando el frío, poco a poco, el clima va queriendo abrir paso a la vida, dejando ese letargo en que anda sumergido.

Pero las calles están vacías, la gente se ha quedado en invierno. ya no recuerda nadie, como si de una lejana fantasía se tratara, aquel mayo francés, aquellos días en que salíamos a exigir nuestros derechos, huelgas y barricadas, buscando una vida mejor.

ya no tenemos sangre en las venas, de pié se quedó muerto, mucho antes siquiera de recibir cornada. como un robot que siente pero prefiere quedarse mudo y quieto, creyendo que la cosa está mejor así y no le tocará que lo despidan, de la forma en que lo hacen, haciendo el Don Tancredo.

Mientras, juegan al Monopoly algunos genios que mojan nuestra polvora, llevándose al bolsillo, en forma de dinero nuestros sueños, perdiendo y no impórtándoles un ápice mas que sus propios culos poltroneros. La gente preparada de éste tiempo, hace cola en el paro y el futuro, en forma de becario, tiene su fosa hecha y preparada, para meterse dentro.

Camino por la calle y veo miradas, que desconfían de todo y de todos, como un mundo de espías.

Qué lástima de Mundo, de gente con los bolsillos llenos y la cabeza llena de Miseria.

No les guardo rencor, ni siquiera me importan, porque yo tengo algo que no tienen.

Yo soy dueño de mí.

Y no permitiré que manipulen, ni un átomo de vida, la que me pertenece, la que me dieron mis padres.

Yo soy como la tierra, puedes pisotearme pero no dudes ni un momento que vas a acabar debajo de ella.

Porque de nada vale tener mucho, si no lo puedes compartir con los que quieres.

Lo que de verdad vale, no se encuentra en la tele ni en otras muchas cosas que no necesitamos.

Un plato de comida, una familia, un puñado de amigos verdaderos y unos pies ligeros para ir a donde te propongas. Una sonrisa en la cara y una mirada limpia es mi equipaje.

Lo demás, que se lo queden ellos, que sí que estan en crisis.

Crisis de humanidad.

Corazón mío no llores,
no llores ni tengas pena,
que si tú pasas fatigas
otros arrastran cadenas.


El que se tenga por grande
que se vaya al cementerio
y verá lo que es el mundo
es un palmo de terreno.


Hay gente que va diciendo
que es dueña de la verdad
la verdad no tiene dueño.


Sed gentiles y sed vosotros mismos.





Pepe Ortega

7 comentarios:

Darilea dijo...

Me encanta con lo que cargas la maleta.
La fotografía sin duda impacta.
Un besito.

HAKU dijo...

Hace falta llenarnos de luz...


Regalarnos valor en las navidades y los años nuevos.


Hace falta querer vivir.

Amar vivir.Tanto que no duela luchar.


Un beso para vos.

y no te oxides, sigue brillando!!

calma dijo...

Impresionante todo lo que has escrito, lleno de verdades eternas, la imagen, la guinda.
Saludos

Waiting for Godot dijo...

Verdades como puños. Besos.

Javier Benitez dijo...

Tanto la foto como el texto me han dejado sin palabras.Saludos.Javier Benitez

Alberto Tallón dijo...

¡¡Me quito el sombrero otra vez!!, tanto por el texto como por la foto.

Es agradable encontar una mirada crítica, y una forma diferente de afrontar la vida entre tanta penumbra.

Felicidades y gracias.

goamm dijo...

siempre hay algo lindo que observar y tu eres precioso