sábado, 17 de febrero de 2007

La Cenicienta


Este retrato me gusta por su ternura, hay muchos niños en el vacie.
Siempre te los encuentras por todos lados jugando a evitar a los mayores.
No recuerdo como se llama pero es simpatiquísima y le he hecho varios retratos.
Este que os muestro es el que más me gusta.

No podía dejar de mover las piernas de los nervios.

Pepe Ortega.

5 comentarios:

Heartbeats dijo...

Dios...que carita tan graciosa,que linda Cenicienta...no te diste cuenta,no movía los pies por estar nerviosa...ensayaba para el baile y perdió el zapatito de cristal.
Le contaran cuentos,Pepe?
Un beso

Darilea dijo...

Me encanta ese movimiento de piernas todo un torbellino esta pequeña cenicienta.
Besitos para ti y para ella.

Waiting for Godot dijo...

Me conmueve su belleza.

Aníbal González dijo...

L a mayor pena que me dan estos niños del Vacie es que las oportunidades que les brinda la vida son tan pocas que cuando estamos hay, sabemos por desgracia, viendo el alrededor, como serán el día de mañana. Una de las veces que estuve se me saltaron las lagrimas al ver como bañaban a los niños en febrero por la mañana en la calle con unos 10º de temperatura. Aún así algunos no querían la guardería.

La fotografía por supuesto magnífica.

Muchos abrazos.

Gitana dijo...

tiene una mirada de picara!