sábado, 15 de marzo de 2008

Luces y Sombras



Gira el haz de luz
para que se vea desde alta mar.
Yo buscaba el rumbo de regreso
sin quererlo encontrar.

Pie detrás de pie
iba tras el pulso de claridad
la noche cerrada, apenas se abría,
se volvía a cerrar.

Un faro quieto nada sería
guía, mientras no deje de girar
no es la luz lo que importa en verdad
son los 12 segundos de oscuridad.

Para que se vea desde alta mar...
De poco le sirve al navegante
que no sepa esperar.

Pie detrás de pie
no hay otra manera de caminar
la noche del Cabo
revelada en un inmenso radar.

Un faro para, sólo de día,
guía, mientras no deje de girar
no es la luz lo que importa en verdad
son los 12 segundos de oscuridad.


Jorge drexler.


Gracias por venir.

Pepe Ortega.

4 comentarios:

Felix Barrientos dijo...

gracias por tus comentarios en le blog, me han gustado mucho tu manera de visulisar las cosas, un saludo
ociofografia.blogspot.com
felixbarrientos.blogspot.com

Marta G.Brea dijo...

La oscuridad puede también ser una maestra de la vida, que te enseña cosas en momentos complicados en que te sientes perdido.

La metáfora perfecta podría ser el que los navegantes no sólo se guíen a través del haz de luz de los faros, sino también por los intervalos de oscuridad entre las luces.

Ojalá que cada vez camines mejor,

“Pie detrás de pie
no hay otra manera de caminar”


Bsos

Darilea dijo...

Uff eso debío de doler mucho.
Besitos.

Francisco Seco dijo...

joderrrrrrrrr.........