lunes, 17 de marzo de 2008

Princesas y dragones


Donde están los Príncipes azules, las princesas que arrojan sus trenzas para que las salven, los elfos y los gnomos, el amigo invisible, el soñar todo el día, la ilusión de los reyes, viviendo al margen de la cada vez más cruda realidad, ¿donde está?, ¿donde se fué?

¿Acaso quedan sólo las heridas provocadas por el tiempo que pasa ante nosotros arrastrándonos poco a poco a la tierra de donde provenimos?

Intento resistirme a éste pensamiento, buscando paz en congelar momentos que puedan recordarme que una vez yo sentí aquella misma sensación de ser el centro de mi mundo y vivir como si cada día fuera el último, agotando hasta las últimas fuerzas en mantenerme despierto para caer rendido y pleno soñando ser el héroe en mil batallas, conquistando princesas y matando dragones.

Ahora, Todas las noches, cuando me vence el sueño pienso que dormir es morir un poco cada noche, para nacer despiertos, con el Sol que nos recuerda cada día, que hay que poner el contador a cero.

A todos los dragones y princesas, a todos los que fueron caballeros. No perdáis la ilusión, Todos los días se nace, Todos los días deberían de empezar con un beso.


Pepe Ortega.

9 comentarios:

Marta G.Brea dijo...

Pero, ¿cómo no perder la ilusión cuando te levantas más cansada de lo que te acuestas, o cuando los días no empiezan con un beso?

Tu texto nos hace reflexionar, por eso puede doler tanto...

Pepe Ortega dijo...

Si no hay beso no hay milagro, no se despertará la bella durmiente, no se convertirá la rana en príncipe, no comerán perdices. No pierdas tu la tuya, que dicen que es lo último que se pierde y detrás....

Sólo queda perderse uno mismo.

Un beso que espero que sirva para mitigar tu dolor, Bonito niño, tu sobrino.

Marta G.Brea dijo...

Quizá es necesario perderse para después encontrarse... Recuerda la metáfora de la crisálida.

Y un millón de gracias por todo.

Bss

Mónica dijo...

Tranquilo Pepe, a pesar de que suelen pasar inadvertidos, todavía quedan infinidad de Peter Pan, sueltos por el mundo. Yo por si acaso siempre que puedo, dejo la ventana del dormitorio abierta.

Un saludo,

Gracias por tu visita, te enlazo en mis blogs, será un placer visitarte.

Pepe Ortega dijo...

El placer es mío Mónica, en ésta blogosfera, hay verdaderas perlas, yo llegué al tuyo por un soplo de campanilla y es un honor que me enlaces en tu lista de links donde hay verdaderas y raras joyas que estoy empezando a disfrutar, soy como una esponja, tanto tengo que aprender.

Un Saludo Afectuoso.

Darilea dijo...

Voy a tener que visitar tu blog, por las mañanas me lo voy a imponer como una terapia.
La ilusión es como el pajarillo que nace en libertad y cada día viene a visitarte, para alegrar con sus trinos la mañana, si lo dejamos encerrado en una jaula perderá su color y morirá por soñar la primavera.
Un beso.
Pd: Mi barrio no huele a incienso, huele al contaminante humo de los coches :-( Qué diferencia verdad?

Pepe Ortega dijo...

Hay que ser positivos Darilea, yo por eso me mudé al campo y la verdad es que la semana santa la veo por los diarios, es la primera vez que la descanso en diez o doce años fotografiándola, de vez en cuando es bueno tomar distancia de la ciudad, así la apreciamos luego mejor, con más ganas.Y yo tengo la llave de mi jaula y una ventana al cielo en mi buhardilla, que procuro tener siempre abierta, para poder volar cuando me apetezca.

Un beso, yo sigo visitando el tuyo.

La poesía es pura Magia.

Versosoy dijo...

Pepe llevo un rato buceando por aquí, deteniéndome, saboreando y quería escribir un post coherente pero resulta que con este post en concreto casi lloro y he se me han quedado mudas todas las palabras. Un besote. Nos vemos pronto, jejeje!!

Versosoy dijo...

Pepe llevo un rato buceando por aquí, deteniéndome, saboreando y quería escribir un post coherente pero resulta que con este post en concreto casi lloro y he se me han quedado mudas todas las palabras. Un besote. Nos vemos pronto, jejeje!!