sábado, 29 de marzo de 2008

El Refugio


Esto que véis, es un trozo del lugar donde trabajo, escribo, pienso, me conecto, comparto. suelo tener la ventana abierta y todavía no he podido decorarla a excepción de una lámpara de cartulina negra que me he fabricado con unos sobrantes. El caballete me lo cedió Emilio en la penúltima mudanza y procuro darle uso, aunque siempre pinto lo mismo, barcos sobre olas encrespadas, no sé porqué lo hago, la próxima vez, intentaré algo distinto. El bólido es de Mario, el niño más rápido de radiador springs y de mi casa. Ésta imagen la pongo para todos aquellos que todavía no han podido ver la casa . Éste es mi refugio, al menos un trozo. Pronto pondré algún sofá, una neverita para los botellines y una mesa baja para recibir a los amigos y poder conversar en calma. Éste es mi refugio.

Sobre el tobillo, regular éste fin de Semana, esperemos que el lunes remitan las molestias

Abrazos y besos a todos y en especial a Benito, que yo creo que se va a animar a esto de hacer un blog. Un beso hermano.


Pepe Ortega.

5 comentarios:

Darilea dijo...

Un buen espacio para pensar, me gusta la luz que entra por la claraboya.
Un beso.

Pepe Ortega dijo...

También para pintar, leer, amar, dormir...

La luz lo es todo querida Darilea, Aunque la oscuridad favorece otros sentidos que creemos tener olvidados.

Un Beso, Gracias por pasarte.

Marta G.Brea dijo...

Hogar, dulce hogar! Donde siempre eres esperado, donde están los que te quieren incondicionalmente, tus perros siempre, tus libros y recuerdos, tus esperanzas y tus sueños. Este es mi refugio. Me encanta el tuyo, gracias por mostrarlo.

BESOS

Waiting for Godot dijo...

Me gusta mucho ese rincón. Muchos besos.

Luis dijo...

Pepito, andamos perdíos... me alegra verte de nuevo blogueando, compañero. Te echo de menos desde la morisma.

Viva er-pisha-pur-limash de Palomares.