lunes, 26 de marzo de 2007

Arte en la Calle

Hay gente que no considera arte al Grafitti, Yo sí.

Si cuando a una muy buena técnica se le aplica la representación de dos personajes del barrio que han fallecido y que vivían justo detrás de la pared que sostiene sus semblantes pintados al spray.

El corral de la Encarnacion en Triana. En la calle Pagés del Corro.
Actualmente está ocupado por algunas personas de las que llamamos sin techo.
Más adelante os las presentaré. vive gente muy interesante.

Para mí es como un monumento callejero. creo que es de los perrogatopeine o de unos colegas suyos. Es un buén motivo para un reportaje.

Pepe Ortega.

2 comentarios:

Darilea dijo...

Arte puro arte, son muy buenos los gratittis.
Besitos

pastorkun dijo...

Aquí claudicamos ambos.
Aún no entiendo como ese paño de mural no se ha salvado piedra a piedra, como los frescos de "La Quinta del Sordo" la villa donde Goya tuvo a bien escupir sus Aquelarres y que hoy cuelgan sobre telas en el Prado. Yo le hacía un hueco en el Museo Andaluz de Arte Contemporáneo, allí bien ubicado, bien iluminado entre los muros cartujanos. En este caso me llevaría hasta el muro que es lo que cierra el círculo ¡el ladrillo!, ¡y de adobe!
Es un HOMENAJE, asi todo con mayúsculas, un grito por un barrio, por una época, por un saber, una forma de ser etc, etc, etc... veo tantas cosas ahi, muy sútil y muy directo, en la puta cara y en la puta calle, una gúantá sin mano al mangante.
En fin, voy aprovechar algo que siempre he querido hacer desde que lo vi y dirigiendome al artista con la más sincera de mis voces le diría: FELICIDADES