sábado, 20 de enero de 2007


A la madre de celia la conocí en El Vacie, entré en su casa a hacerle una foto a su hija que había ganado un concurso de redacción en el colegio, pero no me pude marchar sin hacerle una foto a ella, realmente fué un regalo maravilloso, siempre le estaré agradecido. A ella y a Alex, que realmente fué el motivo de que fuera. Uno es esclavo de lo que dice y dueño de lo que calla. Pepe Ortega.

1 comentario:

antona dijo...

Felicidades,foton,sin mas
salu2